El llorón

23 noviembre, 2007 § 2 comentarios

(Texto rescatado)

Nada más salir de la incubadora, a las tres horas de nacer, comenzó a llorar a gritos pidiendo alimento. Pero aquello era sólo instinto.
Unos meses más tarde volvió a repetir ese llanto ensordecedor para pedir el chupete que se había caído de la cuna. Pero eso fue puro vicio.
Cuando tenía tres años se puso todo morado, de tanto llorar y gritar, porque un compañero le quitó un gran ladrillo rojo de plástico. Eso fue por fastidiar.
Aunque ya hablaba perfectamente, a los cinco años utilizó el mismo procedimiento para librarse de la regañina que le esperaba por romper, a propósito, ese jarrón tan caro que mamá le prohibió tocar nada más salir de la cuna. Pero eso fue supervivencia.
En la víspera de su quinto cumpleaños sólo llegó a ponerse escarlata cuando le negaron el gusto de dormir vestido para no llegar tarde al día siguiente a casa de su abuela donde le esperaban grandiosos regalos. Sólo le sirvió para ganarse un dolor de cabeza y un azote.
A los diecisiete usó el desagradable truco para conservar a la única chica que logró conquistar (aunque para eso no se puso morado, sólo verde). La pobre chica creyó que él se quedaría en el sitio si volvía a intentarlo así que, en su siguiente crisis de pareja, ella optó por la súbita desaparición. Para ahorrarse disgustos.
Ya en el último año de carrera armó la de Dios en una revisión de exámenes de la que casi le sacan en camilla. Se salió con la suya. En su trabajo nunca tuvo la oportunidad de demostrar sus dotes lloronas.
Hasta los cincuenta y tres, cuando su madre le dijo que ya era hora de irse a vivir solo. Utilizó de nuevo su terrible llanto asfixiante y esa fue la última vez: la presión de los pulmones reventó su vena aorta.
:
Anuncios

§ 2 respuestas a El llorón

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo El llorón en Monogatari.

Meta

A %d blogueros les gusta esto: