Amigos invisibles

14 diciembre, 2007 § 6 comentarios

En estas fechas suelen aparecer por todas partes este tipo de amistades misteriosas: en el trabajo, en la familia, entre compañeros de clase, grupos de terapia… Cualquier lugar en el que se junten más de cuatro personas (es que cuadrar un amigo invisible entre cuatro suele ser bastante complicado, entre tres es previsible y entre dos un aburrimiento). Sandy vinyl Toy de Tokidoki.
Si esta tradición (que me pregunto yo de dónde demonios habrá salido) se realiza durante muchos años seguidos, como en mi familia política, al final la cosa degenera que es una barbaridad.
Los primeros años alguno tiene que conformarse con que le endilguen cualquier regalo impensable, como una bolsa para el pan (¿por qué tanto odio entre hermanos?). “La pulga de acero” de Nikolai Leskov.
Cuando se añade, por noviazgo o matrimonio, algún nuevo miembro al clan, es indispensable que el encargado de hacer “los papelitos” ese año se olvide del advenedizo y en lugar de su nombre ponga dos veces el de aquella persona cuyo regalo es de un gusto bastante “intransferible”, como un libro de Pérez-Reverte o de setas (que viene a ser lo mismo). Y como todo es tan secretíiisimo, nadie se da cuenta hasta el día de dar los regalos, cuando falta un nombre y hay un regalo “repe”. “Intro. a la cultura japonesa” de Hisayasu Nakagawa.
El año siguiente, se revisan minuciosamente los nombres de los papelitos para que no haya olvidos y, para hacer la cosa más fácil, se pasa a la fase de dar pistas, que tampoco es que sirva de mucho.
El año siguiente en lugar de pistas se hacen listas de las cosas que se quieren de forma que la sorpresa del regalo consista en no saber cuál de los 5 libros, 7 cedés y 3 jerséys que pediste te van a regalar.
Un año más y lo de las pistas/listas ya se va de madre completamente. Se procede a enviar correos electrónicos a toda la familia con el nombre del producto deseado, fotografía, precio, tiendas en las que se puede conseguir, con su dirección, teléfono y dirección Web.
Esa noche alguien se da cuenta de que lo del efecto sorpresa de tener un amigo invisible se ha esfumado completamente.
Entonces dice: “El año que viene, sorpresa. No vale decir lo que se quiere”.
Unos se quejan, otros asienten, otros no dicen nada… Unas botas de agua chulas.n.37.
Yo pienso: “Mira qué bien. Así seguro que me regalan un diccionario y no tengo que pedir ‘ooootro diccionario para la niñaaaaa’ por tercer año consecutivo, que esto está empezando a ser un poco patético y van a terminar echándome de la familia (y de casa, con mi colección de diccionarios)”.
Pero es una burda mentira. Al final alguien siempre se descuelga diciendo “yo-quiero-yo-quiero-yo-quiero”. Y claro, eso es injusto para el resto de amigos invisibles que a estas alturas del mes de diciembre ya están en el borde de la azotea de los grandes almacenes a punto de tirarse al vacío. Y vuelta a empezar…
¡Pues no me da la gana!
Si mi amigo invisible quiere saber lo que deseo que me regale estas navidades (y si de algo estoy segura es de que estoy entre las personas de la familia más “es-pe-cia-li-tas” con los regalos) tendrá que pasarse por este blog, leerse esta entrada y buscar las pistas que he dejado escondidas en él. ¡Y esta vez no es un diccionario!
Ja, ja, ja, ja (risa maquiavélica).

Postdata: Si alguien lo descubre (es muy fácil) que no diga nada en los comentarios, por favor.

Anuncios

§ 6 respuestas a Amigos invisibles

  • Clara y Pepe (los Chuquis) dice:

    La otra vez hablando con Pepe, mi esposo, nos preguntábamos cuál era el objeto más antiguo que aún conservábamos. Y la cosa más vieja que tengo resultó ser un muñequito de madera que me regaló “mi amigo invisible” cuando estaba en segundo año de la escuela secundaria…

  • Álvaro dice:

    En mi familia también hacemos amigo invisible desde hace más de quince años. Una familia numerosa con la manía común a casi todos de casarse o emparejarse hace que seamos doce personas. ¡Cómo para comprar una cosa a cada uno! Pero en vista de que todos tenemos las necesidades principales cubiertas, y las secundarias bastante, es indispensable hacer lista. La siguiente opción, que empiezo a valorar, es dar una campanada contra el consumismo y salirme de la rueda. Tal vez el año que viene (¿es éste mi primer propósito de año nuevo de verdad?)

  • liuva dice:

    Uy uy uy cómo anda el tema. Se me ocurren cantidad de cosas lúdico-festivas para decir, pero mejor me cayo, que hoy igual me saltan a cuello. Monogatari, relájate, ponte en postura “flor de loto”, haz 7 respiraciones profundas y medita: no alborotar, no poseer ansiedad, no usar la violencia.

    La postdata que has puesto me recuerda a una amiga que le puso a su hermana un letrero en la puerta de casa: “las llaves están debajo del felpudo”.

    Seguro que todavía no tienes el diccionario de Swahili.

    Por cierto, cada día cuentas mejor las cosas, por qué no te decides a contar algo en 500 páginas. Eso es lo que hace Pérez-Reverte y no le va nada mal.

  • liuva dice:

    Qué bien que ahora se oiga musiquita al entrar en tu blog. Pero yo preferiría tu presencia, chica invisible.

  • Sakura dice:

    Gracias, Liuva!
    :*
    Como diría aquél: “Esthamous thrabahando en ellou” (o así…)

  • Kim Basinger dice:

    Yo no recuerdo haber hecho nunca este tipo de juego-compras que está tan de moda, en los ultimos años.
    Además no comprendo como al final se dice siempre quien hizo el regalo, con lo cual se pierde el poco encnto que tiene….bueno, a lo mejor cuando lo juegue pienso de otra forma.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo Amigos invisibles en Monogatari.

Meta

A %d blogueros les gusta esto: