Para que luego digan que no nos preocupemos

22 enero, 2009 § 9 comentarios

Es sabido mi interés por el gran colisionador de hadrones y sus posibles efectos, pero nunca pensé en algo como esto.

pelayo_hadrones

Wiros se lo encontró en su nueva póliza de seguro del coche y por supuesto, lo envió a WTF.

Anuncios

§ 9 respuestas a Para que luego digan que no nos preocupemos

  • liuva dice:

    Si el colisionador de hadrones acaba con el mundo tampoco hay que preocuparse mucho por lo que entra y no entra en la póliza. ¿Sabes cuando lo vuelven a poner en funcionamiento?

    Muy buenas las historias de Umeki, me ha gustado mucho la de la cocina. Me alegro de que Umeki últimamente esté tan tranquila y sosegada, porque ya no cocina, y eso es buena señal ¿o no?

    Por cierto, lo que ha dicho Fer sobre Zamora es indignante, se ve que nunca ha estado en Zamora, y si ha estado y sigue diciendo lo mismo, mucho peor todavía, es de los que viaja con la boina puesta.

  • sakuranomonogatari dice:

    Liuva, pues no sé cuándo volverá a arrancar. No he leído nada últimamente.

    Me alegra que te gusten las historias de Umeki. No es que ya no cocine, es que creo que ha entrado en la fase “sota, caballo y rey”.

    En cuanto a lo que dijo Fer, yo tampoco estoy de acuerdo pero me lo tomo como un chascarrillo salmantino.

    Siempre es un placer verte por aquí. Gracias por pasarte.

  • Álvaro dice:

    Yo creo que los de Pelayo tienen razón. Si uno va modificando la estructura atómica de su coche a título particular y sin homologación, que luego no vengan a reclamar.

    ¡Buenísimo!

  • Fer dice:

    Mil perdones, Liuva. Lo dije como un chascarrillo salmantino, porque vivo en Salamanca (aunque soy extremeño) y por aquí se dicen estas cosas.
    He estado en Zamora y me parece una ciudad con mucho encanto, aunque no viajo con la boina puesta.
    Siento mucho que mis palabras te hayan ofendido, pero no lo dije con esa intención.

  • sakuranomonogatari dice:

    Ya decía yo…
    No me pegaba nada que Fer llevara boina…

    A mí Zamora, me enamora… De las que conozco, es mi ciudad castellano-leonesa favorita, con diferencia, aunque León no le anda lejos.

  • liuva dice:

    Retiro lo de la boina, Fer. Yo estuve estudiando unos cuantos años en Salamanca y conozco el tema, pero tenía ganas de incordiar un poco. Nunca me gustaron esas bromitas despectivas porque mi “gente” era de Zamora. En Zamora fui más feliz que en Salamanca. Saludos.

  • Es que estos del tuning empiezan retocando el alerón trasero, que lo ponen del tamaño de Wisconsin y con lucecitas al estilo El coche fantástico, y terminan modificando la estructura atómica de la materia.
    Hay que tener cuidao, claro.

  • Fer dice:

    No te preocupes, Liuva. El tema Salamanca-Zamora no es sino la típica rivalidad de quienes se saben condenados a entenderse (algo parecido pasa con Valladolid y resto de provincias castellano-leonesas). Lo mismo me sucede a mí con mi pueblo-ciudad, Villanueva, del cual se dice que es “la señora de Don Benito” o su barrio pobre (sé que lo he puesto en otro comentario, Sakura, pero es para ilustrar).
    Tengo amigos de Zamora y suelo ir a menudo a visitar junto a mi novia a su hermano, que estudia allí. Así que reitero las disculpas.

  • mordisquitos dice:

    Desde luego, hay que cubrirse de todo. Y a la vez espeluznante. ¿Cuándo ponían en marcha el acelerador de hadrones?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo Para que luego digan que no nos preocupemos en Monogatari.

Meta

A %d blogueros les gusta esto: