Mercurio y miel

16 septiembre, 2009 § Deja un comentario

librovenenos

Bailar el veneno es bailar contra el veneno. Bailar contra el morir.

Cuerpos, cadenas, bicicletas, collares de perro, ponzoñas y más cuerpos. Un faro de bici por corazón que se apaga. Tránsito. Los poderosos empeines de la mujer giratoria. La risa de Jana que me envuelve. Su afasia que me sobrecoge. El hidrofóbico consigue aterrarnos. Convulsión. Réquiem.

Todo esto y más en El libro de los venenos.

W. A. Mozart – Réquiem en Re menor K626: VIII Lacrimosa

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo Mercurio y miel en Monogatari.

Meta

A %d blogueros les gusta esto: