Después de la lluvia

18 septiembre, 2009 § 6 comentarios

Ayer fue un día de esos que empiezan mal y luego se van arreglando. Para empezar llovía. Pero lo malo no era la lluvia sino que precisamente ayer me tocaba recorrerme las calles de Madrid, de una punta a otra, haciendo gestiones de ésas que una desearía que se hicieran solas. Y todo ¿para qué? Para que después de caminar bajo la lluvia con un desconocido que amablemente me acompañó hasta esa oficina que está en el fin del mundo ¡no me quitaran ni una multa! Mequetrefes…

Y luego visita al galeno con la naranja.

Y después me compro un móvil nuevo (por el que se me oiga y oiga yo al que está al otro lado). Mientras estamos en ello, justo antes de cambiar la tarjetita suena el gerontomóvil. Es mi madre. Cuelgo sin contestar y pienso “luego  llamo”. Luego… (Ya por la noche, a punto de caer dormida me acuerdo de que no he llamado. ¡Jolín, ya la hemos liado!)

Almuerzo pan-oriental. Y venga de llover…

Por fin llego a casa y ¿qué me encuentro? Pues que para un día que me separo del ordenador unas horas he perdido un proyecto por no estar conectada. ¡Mierda! Pues me niego a comprarme una blackberry. Después del mosqueo chateo un ratillo con Bitter, que también tiene un mal día. Vaya jueves. Mientras hablamos, Altalé me salta en otra ventanita para invitarme a la presentación de un libro que empieza en ¡una hora! Salto de la silla, apago el ordenador, me ducho y me visto a velocidad sideral. Le envío un mensaje a la naranja contándole mis planes. “Ok, ponte guapa” contesta. ??? Este móvil nuevo dice cosas raras…

Cuando salgo a la calle me doy cuenta de que no llueve, ha salido el sol y ha subido la temperatura. ¡Y yo de quasi-traje! Hoy no acierto ni de coña. Llegamos al Círculo y nos encontramos con quien Altalé había quedado. Mode Socializar:ON. Presentaciones de rigor. Subimos a la sala. Ya hay bastante gente y a pesar de que ya es la hora estipulada para el inicio de la presentación, allí está la gente tomándose un vinito y comiendo jamón. (¿Pero esto no suele ser al final?) Bueno, pues nada, me tomaré un vino… Más presentaciones. Empieza el evento. Charlita por aquí, charlita por allí, charlita otra vez por aquí.

Os lo voy a confesar. Era una presentación de un libro sobre… ¡coaching! Decidí asistir porque la empresa que lo presentaba es uno de mis clientes. Algunos ya conocen mis reticencias ante esta disciplina pero debo admitir que ayer ¡me lo pasé bomba! La última parte de la presentación consistió en una serie de ejercicios prácticos y experienciales sobre el coaching. Y allí estaba yo con el Mode Socializar en súper-ON (Altalé se aseguró bien de aferrarse a su acompañante) de pareja con otro desconocido  y co-creando. (¿Eso suena mal? Piensen lo que quieran.) En definitiva, que me divertí mucho y hasta creo que aprendí algo.

Y lo mejor, para ponerle una guinda roja brillante a un día gris, ¡salí de allí con trabajo!

music-notes7John Coltrane – After the rain

Foto: tamjpn
Anuncios

§ 6 respuestas a Después de la lluvia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo Después de la lluvia en Monogatari.

Meta

A %d blogueros les gusta esto: