21 noviembre, 2009 § 7 comentarios

Salgo de casa caminando despacio. Rumbo fijo y definido. Paso firme pero lento. Llego acalorada. Voy directa a lo que creo que quiero. Pero lo dejo para otros. Me adentro entre la multitud, hacia la sección correcta. Cojo uno. Cojo otro. Y otro más. Ahora no sé cuál escoger. Me acomodo en la esquina, sentada en el suelo, revisando uno tras otro. Me decido. Bueno, venga, otro más. Sigo sentada en el suelo echando cuentas. Hoy voy con presupuesto cerrado. Descarto dos. Voy a la sección siguiente. Nada me convence. Siguiente sección. Aquí sí que me pierdo. Hace tiempo que no lo hago. Pero lo encuentro en seguida. El último que queda. Luego busco algo especial que no existe y cotilleo buscando mi nombre. Después un encargo. Ya está. Gente, gente, gente por todas partes. Cruzo la plaza y hay mariachis cantando María Chuchena. Mariachis… Me cruzo con una mujer con un abrigo de espiga color caramelo con un cinturón de raso azul. ¡Qué hermoso! Llego a casa y me pregunta qué ha sido. Tras unos minutos, pregunta-afirmación: todos son alter egos. Yo: qué casualidad.

Me gustan las historias de hombres que beben demasiado, de hombres que caminan en el silencio de las calles mojadas de madrugada, de hombres que se derraman en hoteles cutres sobre mujeres anestesiadas por la vida. Como Alix en “Del Desengaño a la Cruz”. Moriremos mirando. Sí. No dejemos de mirar ni aún muriendo.

Me gustan los detalles. Los televisores apagados, las colchas descoloridas, las colillas que rebosan ceniceros, botellas y latas vacías en el suelo, cortinas de flores, partidas de damas, cicatrices pequeñas, grandes tatuajes ya verdosos, restos de cocaína sobre la mesa, el olor a vómito en el baño, el pelo teñido, las uñas sucias.

Y la carne.

Anuncios

§ 7 respuestas a

  • bea dice:

    me gustan estos párrafos…

    Me gustan las historias de hombres que beben demasiado, de hombres que caminan en el silencio de las calles mojadas de madrugada, de hombres que se derraman en hoteles cutres sobre mujeres anestesiadas por la vida. Como Alix en “Del desengaño a la Cruz”. Moriremos mirando. Sí. No dejemos de mirar ni aún muriendo.

    Me gustan los detalles. Los televisores apagados, las colchas descoloridas, las colillas que rebosan ceniceros, botellas y latas vacías en el suelo, cortinas de flores, partidas de damas, cicatrices pequeñas, grandes tatuajes ya verdosos, restos de cocaína sobre la mesa, el olor a vómito en el baño, el pelo teñido, las uñas sucias.

    Y la carne.

  • la queli dice:

    Bea, me encanta tu comentario, tan personal, tan original…. lo has tenido que pensar mucho, eh??…. MUHAHAHAHAHAHAHAAH

  • evasiete dice:

    mira que ir a fnac el sábado por la tarde……
    a mí me gustan tus historias y los abrigos de espiga con cinturón de raso azul.

  • Kathy Kane dice:

    A mí, imaginarme a la mujer con abrigo de espiga y cinturón de raso azul.

  • Burbuja dice:

    vaya foto chula!

  • bea dice:

    que tranquilito esta hoy esto

    QUEREMOS FIESTAAAA!!!!

    😉

  • liuva dice:

    Vale, un poco de fiesta.

    Con todos ustedes vosotros, María Chuchena.

    María Chuchena se fue a bañar
    a orillas del río muy juntito al mar
    María Chuchena se esta bañando
    y el techador por su casa pasando
    y le decía María, María:
    ni techo tu casa, ni techo la mía
    ni techo tu casa, ni techo la mía
    ni techo la casa de María García

    (Es digna de admiración la maravillosa coreografía en escenarios naturales como la vida misma. ¡Ay María Chuchena, con bañador de espiga azul raso!)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo en Monogatari.

Meta

A %d blogueros les gusta esto: