Contra el dolor

29 enero, 2010 § 1 comentario

Contra el dolor:  frío, caminar, perderse. Y decibelios. Camino a paso rápido, con ojos de niña empañada, observando a los transeúntes. Ojos, caras, sonrisas, muecas, ojos, bocas, más ojos. …words are meaningless and forgettable… Hay un edificio que me salta las lágrimas. Más pasos entre la gente. En mitad de la plaza, ese erial de granito, el viento sopla y me quedo quieta. Giro sobre mí misma y la ceniza vuela y me quemo el abrigo. …takes hold of my tongue… Sigo caminando y me encuentro frente al burdel de siempre. Sound off. Subo las escaleras y me pierdo entre los pasillos negros. En una habitación: tristeza. En otra habitación: provocación vana. Veo una puerta al fondo cerrada con una cadena y llena de agujeros. Acerco mi ojo, no veo nada. Sólo rojo. No. Hay un espejo, y en el espejo una mujer en ropa interior frente a un ordenador. No quiero seguir mirando. Vuelvo a los pasillos pero ya no sé dónde estoy ni en qué dirección tengo que ir. Consigo llegar al hall y desde allí al resto de habitaciones. Huele a caballo y hay pelos por todas partes. Robo algo. Un joven se retuerce en el suelo ensangrentado. Vuelvo al hall y veo una pantalla. Me acerco y veo en ella a la mujer del espejo en una ventana y en otra una conversación y más abajo, me veo a mí, en otra ventana. Delante de mí hay un teclado para hablar con ella. “¿Alguien está tan caliente como yo?” escribe. Sound on. Salgo de allí. Yo lo que necesito es frío. …Will you take the pain I will give to you… Sigo caminando …and wil you return it… Una calle comercial llena de gente. Intento mirarlos a todos a la cara. Uno por uno, mientras pasan a mi lado. Sobresaturación de estímulos. …tell what you have to tell and hide what you have to hide… Bajo otra calle peatonal fijándome en las prostitutas, intentando distinguirlas del resto de chicas. Sólo las diferencia la cinética. Come on and lay with me, come on and lie to me… Ha pasado una hora y media y ya no siento el dolor, sólo el desaliento. Entro al calor de mi rincón y enciendo la pantalla. …saying to you anything you want me to… Siguiendo un impulso lanzo un mensaje al aire y éste me devuelve palabras que brotan incrédulas …I’m in chains… Siento verdadera esa calidez. Me calma y me atormenta a partes iguales. Hablar, hablar, hablar como si estuvieras aquí. What are you trying? don’t even tempt me… La nostalgia lo invade todo pero he aprendido a tomar lo que me den y no pedir más.  You’ll be calling out my name…

Anuncios

§ Una respuesta a Contra el dolor

  • Sert dice:

    Hablar, hablar, hablar… qué tienen las palabras que llegan a ser más reales que lo que representan? Sí, no pedir más que lo que den. Saludos, Saku, escribes como los ángeles y sueñas como los humanos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo Contra el dolor en Monogatari.

Meta

A %d blogueros les gusta esto: