Tan fácil

31 mayo, 2010 § 1 comentario

Me enseñó el valor

del lamé dorado

de los topacios

del club de tenis

recepciones de embajada

clases de piano

semanas en Suiza.

Cero.

:

Sobre todo aprendí

lo fácil que es decir

“tienes que”

desde el otro lado del mundo

cuando no eres tú quien escucha

los gritos a la hora del baño

los candados en las puertas

los cierres en los cajones

la pastilla de jabón mordida

el sorbo de detergente

y las coronas de flores.

Anuncios

§ Una respuesta a Tan fácil

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo Tan fácil en Monogatari.

Meta

A %d blogueros les gusta esto: