Notas

15 septiembre, 2010 § 6 comentarios

El poema, en bruto, surge en una, dos o tres noches. Después vienen quince días, un mes, o más, de intenso trabajo diario, para ordenar, quitar, añadir… Una etapa angustiosa de placer y dolor en que en momentos cree uno haber acertado y en otros, los más, de feroz descontento, cree que existe la imposibilidad absoluta de hacer algo con el material que posee. Y trabaja y trabaja hasta que, en un momento dado, uno siente que ya no hay que hacer más. Que debe quedarse el poema tal como está en el instante en que uno percibe que no hay que hacer más. Y entonces, uno lo aborrece. No era exactamente así como uno lo quería, como uno lo sentía. Pero hay que dejarlo así.

José María Fonollosa

Carta a María Isern (1959)

Anuncios

§ 6 respuestas a Notas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo Notas en Monogatari.

Meta

A %d blogueros les gusta esto: