Escribir la fiebre

27 septiembre, 2010 § Deja un comentario

Nunca me han creído. Soy una mujer con el termostato estropeado. Ni siquiera el termómetro puede ser testigo. Hiervo por dentro y me crece la hierba en los labios. Es la única prueba. Sólo recuerdo una vez, hace muchos años, que el mercurio marcó algo digno de interés. Pero me estoy fundiendo como los ojos de un pájaro muerto al sol. Tudo gira gira. La piel sigue fría y fuera el sol. El sol que se me metió dentro y asoma por las mejillas rojas. Estira los dedos cuando respiro y empaña la pantalla. Y si aleatorio This is not a love song. Nunca haré la foto que veo en mi cabeza porque cargo un yugo en la nuca. Me sudan las muñecas. Están todas despeinadas y leer es una incisión.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo Escribir la fiebre en Monogatari.

Meta

A %d blogueros les gusta esto: