La escoria de los días – Roger Wolf

30 junio, 2014 § Deja un comentario

Cada vez que me siento

aquí delante

y me preparo para tirar

un nuevo día por la borda

–cartas, faxes, facturas,

asuntos pendientes, traducciones–

recuerdo el poema aquel de Carver

que habla de eso mismo:

un individuo que malgasta la jornada

en llamadas y recados y tareas,

mientras los poemas que le aguardan

se van mustiando en sus carpetas.

Hay que comer, dice la gente.

Sí, hay que comer…

Hubo un tiempo

en que me angustiaba todo esto.

Ya no. He aprendido

que tanto da una cosa como otra:

llamadas, recados, tareas o poemas.

La misma escoria en que te acabas.

:

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo La escoria de los días – Roger Wolf en Monogatari.

Meta

A %d blogueros les gusta esto: